OneMusicOnePulse AfrojazzBlogLogoV02
AfrojazzLogoTransparent
Music Styles Artists Resources Contact
Jazz World Latin Percu&Drums Rock & Rap
BottomMenu2
TROVA SANTIAGUERA
TrovaSantiaguera

Choose audio title to listen :

El café de Juanita - Son OSNEL ODIT 1998

flagSpanishLunes 19 abril 1999 - Nº 1081

         Santiago de Cuba, el paraíso trovero

        Viejas y nuevas figuras de la mítica Casa de la Trova presentan en
               España el disco 'Todos estrellas'

DIEGO A. MANRIQUE , Santiago de Cuba

Santiago de Cuba ha celebrado estos días el 37º Festival de la Trova Pepe Sánchez, el evento que recuerda al trovador del siglo pasado que compuso el que se considera el primer bolero de la historia. El acontecimiento que revela el interés internacional por el son, la trova y otras especialidades que mantienen su pureza en el Oriente cubano: hoy abundan las grabaciones foráneas y locales dedicadas a músicos y cantantes que hasta el éxito de Buena Vista Social Club vivían eclipsados por el fulgor de los sonidos habaneros.

El legendario Festival de la Trova también sufre las consecuencias del periodo especial: desamparado por el Ministerio de Cultura cubano, debe funcionar de forma autosuficiente, y las carencias rebasan lo imaginable. Los brevísimos programas no informan sobre la desbordante oferta musical en los diez recintos, y se cuentan historias ingratas sobre artistas de fuera de la ciudad obligados a pagarse todos los gastos o a alojarse en Villa Trópico, residencia rebautizada como Villa Mosquito.

Pero las estrecheces no disminuyen ni el entusiasmo ni la sabiduría de unos intérpretes que ven finalmente reconocida, dentro y fuera de la isla, su sabrosa devoción a formas ancestrales.

La edición de este año ha estado dedicada al 60º aniversario del Cuarteto Patria,
homenaje personalizado en su actual director, el poderoso Eliades Ochoa, y en el
hombre que le dio la alternativa, Pancho Cobas, conocido en Europa como miembro fundador de la Vieja Trova Santiaguera. Pero Cobas está retirado y Ochoa tenía compromisos derivados de su disco Sublime ilusión, así que el protagonismo principal correspondió a Faustino Oramas, alias El Guayabero, sonero picante nacido en Holguín en 1911, que fue ninguneado en las sesiones habaneras del Buena Vista y que ahora ha sido relanzado por una discográfica española.

La gran sorpresa fueron dos hermanas de Camagüey, Floricelda y Cándida Fáez, de 70 y 68 años, hasta ahora no profesionales -"sería la primera vez que ganáramos algún dólar"-, pero dotadas de una extraordinaria conjunción de voces y una particular dramaturgia.

El relevo

La relevancia de personajes tan venerables no debe confundirse con un agotamiento de la cantera. La ciudad cuenta con notables cantautores veinteañeros, como William Vivanco o el dúo Postrova. También existe un nutrido movimiento rapero, oficializado desde hace pocas semanas, donde destacan grupos tipo Café Mezclado o personajes únicos como Crazy Man, cuyos parlamentos tienen el único respaldo de un compañero que hace ritmos con la boca.

El relevo de los soneros carismáticos está garantizado por grupos como el Septeto Turquino, cuyo trompetista, Aníbal Ávila, sólo compite con el ilustre Inaudis Paisán, de la Estudiantina Invasora.

Y se pueden detectar también otros vigorosos instrumentistas y cantantes jóvenes. Para Pancho Amat, tresero conocido en España por su trabajo con Juan Perro y uno de los pocos músicos habaneros que viajan regularmente a Oriente para aprender, "aquí están las fuentes que alimentan toda la música de la isla, igual que el Misisipí en Estados Unidos. El único problema es que la potencia del son está acallando los encantos de la trova, que es más delicada. Y a eso se añade el peligro de perversiones culturales para intentar complacer al turista: en Tropicana salen rumberas en tanga invocando a las divinidades afrocubanas".

Haya o no festival, Santiago es visitada regularmente por cineastas, periodistas, fotógrafos y cazatalentos en busca de propuestas frescas y glorias olvidadas. El impacto mundial de Compay Segundo o la Vieja Trova Santiaguera ha excitado la curiosidad de las discográficas, especialmente españolas. Virgin, a través de su sello madrileño La Raíz Sonora, publica grabaciones de la Vieja Trova y de sus miembros en solitario, el Cuarteto Patria y las Hermanas Ferrín. Manzana, la compañía canaria, ha contratado a una docena de agrupaciones y solistas, desde Voces del 2º Frente a Pepesito Reyes, el pianista que arregló la primera versión de Guantanamera.

La ciudad -cuyo lema es "rebelde ayer, hospitalitaria hoy, heroica siempre"- también acoge a conversos tan exóticos como un percusionista sevillano, un trompetista finlandés o un trovero francés. Este, Cyrius Martínez, ha grabado La banda bajo su propio nombre y es el productor del seductor disco Casa de la Trova, que publica Erato. Un proyecto colectivo que desembarca en Europa estos días con habituales del escenario de la mítica Casa de la Trova santiaguera como Zaida Reyte y Alejandro Almenares, o novatas como las sublimes hermanas Fáez.

Transmisión oral

La intención de Martínez es "revalorizar la trova, género cuya vocación poética enlaza con la de los trovadores mediterráneos y que, al ser de transmisión oral, está perdiendo un repertorio riquísimo según mueren los viejitos".

No todos los disqueros foráneos tienen intenciones tan honorables. Corren rumores de aprovechados que graban un CD en seis horas a cambio de 50 dólares pagados a cada músico. Resulta más reconfortante saber que EGREM, la discográfica estatal, ya ha editado la versión santiaguera del Buena Vista Social Club, una reunión de notables bautizada Todos Estrellas, que se presenta mañana en Madrid y el día 24 en Barcelona.

© Copyright DIARIO EL PAIS, S.A. - Miguel Yuste 40, 28037 Madrid

copy_adhesif

Bookmark and Share  

Loading